Inicio > Proponentes > Myriam Acuña: Pista de Skate y Juegos Infantiles en la Zona 16

Myriam Acuña: Pista de Skate y Juegos Infantiles en la Zona 16

Miryan Acuna es concejala vecinal de la zona 16 y fue proponente de dos proyectos al ciclo 2013 del Presupuesto Participativo (PP): “Jóvenes Rodando “C”: Pista Skate” en el espacio Harald Edelstam y los juegos infantiles en plazas de la zona. La primera obtuvo 482 votos y en las obras se invertirán $2.500.000, mientras que la segunda consiguió 550 votos y la IM destinará $1.200.000 para su realización. En esta entrevista, Myrian nos habló de cómo vivió el proceso electoral del PP.

 

Entrevista: 
¿Qué la llevó a presentar las propuestas al PP?
Una compañera trajo una foto de juegos de madera preciosos, presentamos el proyecto en el Concejo y los Concejales Vecinales dijeron que sí, que estaba bárbaro y no hubo ninguna discusión. El asunto fue en dónde los poníamos y pensamos en la Plaza Pareja (Agraciada y Asencio), en la de Avenida Capurro entre Cabildantes y Blas Basualdo, en la Plaza Don Orione y en la Plaza Acuña de Figueroa. La idea de la pista de skate surgió porque los chiquilines tenían que ir hasta la rambla para usar las patinetas y la pregunta fue “¿dónde la ponemos?”. En el Prado la podes poner en muchos lugares y entonces decidieron hacerlo en la calle Uruguayana, frente a la ex fábrica Campomar, en el Espacio “Harald Edelstman”
¿Cómo se enteró de la posibilidad de presentar un proyecto al PP?
Me enteré porque soy Concejala Vecinal y estoy al tanto de la herramienta.
¿Cómo fue el proceso de decisión?
Cuando empezamos a repartir los volantes de la obra, engrampamos las fotos de los jueguitos, para mostrar cómo son y la pista de skate va a ser parecida a las de las fotos que vimos. Hicimos la campaña puerta a puerta y en los liceos. El día que fueron a votar les dijimos “acuérdense de la pista de skate y los jueguitos” y las madres fueron las que votaron los juegos porque hay pocos en la zona.
¿Recibió ayuda en la elaboración de las propuestas?
 Las trabajamos entre los Concejales y siempre tuvimos la ayuda del arquitecto Pablo Seltnercich, del Centro Comunal Zonal 16. Él nos orientó en cómo es el lugar, si sirve, si no hay un problema con la tierra, de que se caiga o que sea una zona que se inunde, para lo de la pista de skate, es decir, siempre nos asesoramos. Planteamos la pista de skate en el Concejo y todos dijeron “vamos a hincarle el diente a esto”. Luego dijimos “¿y ahora cómo hacemos para sacar los folletos?”, entonces hablamos con las chiquilinas de comunicación del CCZ y nos apoyaron.
¿Cuáles son los beneficios que presenta? ¿Cuáles son las principales expectativas que se tienen a partir de su ejecución?
Los chiquilines no tienen un lugar para el esparcimiento, las plazas están “peladas” (con poco pasto) y hay juegos para los gurises grandes pero no para los más chiquitos. Fui a Carrasco, allí tienen juegos muy bonitos y son todos de madera. Cuando salió la propuesta, las madres estaban  encantadas y decían “ay!, ganamos nosotras”.   En relación a la pista, sé que no se va a hacer enseguida. Los gurises nos preguntan “che, ¿qué pasó con la pista?” y les digo “hay que esperar, no es de hoy para mañana”.
¿Es la primera vez que la obra es presentada? ¿Ya había presentado alguna propuesta en ediciones anteriores?
Sí, presentamos muchas propuestas que han salido y otras que recién se están por ejecutar. Por ejemplo, una de las propuestas tiene que ver con la ex fábrica Campomar, que es un proyecto estupendo y vamos a ver quiénes se presentan a la licitación. En otras oportunidades presentamos distintas propuestas pero estas dos en particular son la primera vez que las presentamos.
¿Recuerda cómo se sintió al enterarse que su propuesta había sido electa?
Estaba feliz, contenta. El problema es cuánto tenemos que esperar, tenés que decirle al vecino “mira no se, en cualquier momento”, no es un problema mío, es de la Intendencia. Ellos se piensan que es de un día para el otro y no lo es, lleva un tiempo.
¿Qué valoración personal otorga a esta herramienta?
Es el tesón, ver que la gente se preocupa. Yo voy a estar satisfecha cuando vea que las cosas estén hechas.
Compartir